lunes, 26 de noviembre de 2012

Facebook: un campo de batalla online

Columnista Victoria Berta.

Incentivado por las repercusiones que produjo mi primer artículo (leer), intentaré por medio de los siguientes párrafos continuar con el análisis de la “Cuestión Malvinas” a través de fuentes no convencionales. Esta vez puntualizo mi mirada en Facebook.

Si hiciéramos un recorrido por los grandes inventos del siglo XX, notaríamos que la industria de la guerra ha sido su principal promotor. Pero como no es nuestro objetivo explayarnos sobre cada uno de éstos, sólo nos limitaremos a hablar del vehículo que ha revolucionado las formas de comunicación: estamos hablando de Internet.

Falkland-FacebookTan solo 45 años han pasado de la creación de Internet a manos del Departamento de Defensa estadounidense, y sin embargo se ha transformado en la vía de comunicación más importante -hasta el momento- del siglo XXI. Dentro de esta comunidad online que se ha gestado, la empresa estadounidense Facebook cual ha logrado, junto con Twitter y Youtube, convertirse en uno de los principales sitios que la sociedad global utiliza como medio de comunicación, pues más de 1.000 millones de personas -alrededor de uno de cada siete habitantes de la Tierra- tienen una cuenta en este sitio.

Como era de esperar, argentinos e ingleses se han apropiado de estos medios para expresarle al mundo su versión sobre los hechos que los han enfrentado, lógicamente, haciendo hincapié en la guerra de 1982; y, como existe un gran número de grupos y páginas, nos limitaremos a analizar los más importantes, teniendo en cuenta que en reiteradas ocasiones se produce el intercambio de comentarios entre unos y otros. Por ello es que, del lado argentino, hemos seleccionado los grupos “Las Malvinas son argentinas” y “Argentinos Patriotas y soberanos (misión Malvinas)”, mientras que por el lado británico el grupo “Falkland Islands Desire The Right”, el cual utiliza como fuente de muchas de sus publicaciones Sean Penn you are a Twonk, the Falkland are British.

Rechazo y condena“Las Malvinas son argentinas” (ver) es un grupo que, como bien lo refleja su descripción, tiene por objetivo “mantener viva la memoria de los caídos en la guerra de Malvinas” y “sostener la soberanía -argentina- sobre las islas”, pues entiende que lo ocurrido es un caso más de “ocupación colonizadora ilegal”. A lo largo de sus publicaciones, este grupo se reduce a resaltar el heroísmo de cada uno de los jóvenes soldados argentinos que se expusieron a enfrentar un aparato militar profesional, con gran tradición bélica, y a reclamar una solución pacífica al conflicto aún vigente y por ello es que podemos encontrar frases como: “Las Malvinas no son una base militar británica, son argentinas y los argentinos queremos paz, soberanía y democracia”. En concordancia con sus objetivos, incentiva a sus seguidores a difundir la página para demostrar a los usuarios de Facebook que son muchos los que coinciden con esta línea de pensamiento, de ahí que encontremos constantemente publicaciones como la del 28 de abril de 2010: “Vamos, inviten gente para que se una a esta página, así somos más y podemos seguir peleando por lo que nos pertenece”. Cabe destacar que esta propuesta de comunicar al mundo sus ideales se refuerza con la presentación de la información básica de la página en dos idiomas: castellano e inglés.

Totalmente distinta es la página “Argentinos Patriotas y soberanos (misión Malvinas)” (ver). Con 567 seguidores, la comunidad de Argentinos patriotas -así se autodenomina- busca “debatir nuestra soberanía, el estado de nuestras Fuerzas Armadas y la gestión del Ministro de Defensa de turno” a través de la presentación de artículos periodísticos, fotos y publicaciones de blogs. Claramente, sus publicaciones apuntan principalmente a aspectos militares del conflicto y es por ello que, si bien en algunos casos remarcan el heroísmo de los soldados argentinos -por medio de relatos de vida de personas concretas que fueron a la guerra-, no dotan el recuerdo con tintes nostálgicos, como sí lo hace en el Facebook “Las Malvinas son argentinas”. Constantemente reclaman un desarrollo militar para Argentina (y por ello encontramos entre sus publicaciones notas del blog Desarrollo y defensa, el cual considera que “sin desarrollo no hay defensa”, o información detallada sobre los aviones y armas que posee el Ejército argentino) porque entienden que la única solución es por esa vía.

Entre los grupos que se encuentran posicionados a favor de Gran Bretaña y de la independencia de las islas, encontramos el ya mencionado “Falkland Islands Desire The Right” (Ver). Al igual que la comunidad de Argentinos patriotas, este grupo resalta constantemente aspectos militares; en este caso se hace hincapié en el poderío que la marina británica posee y en cómo podría este factor condicionar las relaciones entre isleños y argentinos. Un ejemplo de este posicionamiento es la publicación del día 18 de agosto de 2012: “Argentina. Try to be a NICE NEIGHBOR!” (acompañada de la imagen de un buque de guerra), reforzado por el comentario de uno de sus seguidores, “can Argentina come out to play?”. Sin embargo existe un rasgo particular en esta página, un recurso ofensivo que no hemos encontrado en ninguno de los Facebook de argentinos: la crítica a las decisiones políticas y económicas que el gobierno argentino aplica en el ámbito interno y las bromas hacia los referentes políticos del momento. Ejemplos de ello son las críticas que esta página realiza a la inflación, los casos de corrupción e inestabilidad económica que este país afronta, pero también la comparación del gobierno actual con el régimen nazi. Las contestaciones de argentinos respecto a dicha acusación son pocas pero generalmente consisten en resaltar la agresividad y la incoherencia de las acusaciones -textualmente: “totalmente ofensivo. No fomenta el diálogo y el respeto, y no soy seguidor de este gobierno pero llamo a la concordia y al humor SANO. Construyamos puentes de paz, sin una retórica ofensiva”.

Notoriamente encontrarnos una diferenciación en la concepción de guerra que poseen argentinos y británicos, e incluso entre argentinos. Por el lado argentino, si bien notamos que -lógicamente- ambos grupos razonan desde el lugar del “derrotado en el campo de batalla”, existen dos posturas totalmente distintas entre si. “Las Malvinas son argentinas” plasma en su discurso la nostalgia de haber perdido a una generación de jóvenes por una guerra planeada por el gobierno militar de turno para legitimar su poder y por ello es que sólo entiende como viables las soluciones democráticas y diplomáticas interestatales; mientras que “Argentinos Patriotas y soberanos” legitima la guerra pero esta adopta un carácter netamente revanchista, una suerte de “darle su merecido a los ingleses”. Cabe resaltar que, en la Argentina del siglo XXI, esta forma de pensamiento sólo se reduce al círculo militar.

El pensamiento que presentan las páginas de Facebook inglesas es consecuencia directa de una sociedad que posee basta experiencia en guerras (muchas de ellas producto de su expansión imperial) y que además Inglaterra es considerado uno de los países que mejor equipada está para este tipo de enfrentamientos. Cuando un país invierte un alto porcentaje de su PIB en sus Fuerzas Armadas significa que el camino belicista siempre es una posibilidad para dar solución a este tipo de problemas, pero no debemos olvidar que la sociedad -implícita o explícitamente- acepta que grandes cantidades de dinero sean destinadas a ello.

El ser humano se adapta fácilmente a los cambios que los avances tecnológicos proponen, y Facebook es una muestra clara de ello. Claro está que son muchas las ventajas que esta vía de comunicación posee, pero debemos ser conscientes que también produce efectos negativos los cuales podemos identificar fácilmente en los grupos analizados anteriormente: es una forma de comunicación totalmente indirecta e impersonal, excluye del mundo cibernético a quienes no poseen internet, todo tipo de cuenta puede ser hackeable, entre otras.

El elemento sobre el cual nos explayaremos es la impersonalidad. Si bien cada usuario posee un perfil, el tipo de comunicación indirecta que internet propone favorece a que nos animemos a decir cosas que de otra forma no diríamos; y más aún en el caso de las páginas o grupos de Facebook en los que, por ser anónimas, podemos encontrar posiciones e ideas totalmente extremistas. Esto es lo que ocurre tanto en grupos argentinos como británicos, donde las soluciones militaristas y la imposición de condicionamientos violentos a las relaciones entre ambos Estados son ideales y mencionados en reiteradas ocasiones (el más claro ejemplo es el de “Falkland Islands Desire The Right” y su publicación: “Argentina. Try to be a NICE NEIGHBOR!”).

Hace tan sólo 20 años, un investigador de las ciencias humanas se dirigía a periódicos, cartas y todo tipo de documentos escritos en hojas de papel, y los complementaba con testimonios orales para poder realizar un análisis de su sociedad contemporánea. Hoy en día, este análisis sería incompleto si sólo se utilizaran este tipo de fuentes. Internet ha producido un gran cambio en las formas de comunicación de los seres humanos, y más aún, ha alcanzado un grado de desarrollo y madurez tal que ha permitido entramar una red capaz de construir una “polis virtual” en la que se pueden reflejar, entre otras cosas, luchas sociales, económicas y políticas. Por ello es que, desde mi punto de vista, resulta indispensable un perfeccionamiento metodológico para el abordaje de fuentes como Facebook o Twitter, algo que aún no se ha logrado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

rebuscado el tema...pero muy bien abordado e interesante!!!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
De Colombia para el mundo