martes, 2 de noviembre de 2010

518 años de re-existencia, 200 años de lucha

Por Karime Ríos Piedrahíta.

"Que tu corazón recuerde tus orígenes, que en tu vida valores la custodia y protejas la tierra que embarcas"

Taita Querubín Queta Alvarado

La Amazonía durante muchos años ha sido el epicentro de grandes proyectos, entre los que cabe resaltar la extracción de caucho, quina, madera, explotación minera, etc, y como consecuencia de ello son muchas las disputas que se han librado y se siguen librando en estos territorios.

Durante el primer semestre y lo que ha transcurrido del segundo semestre del año 2010, la exploración de petróleo está cada vez más disparada en Colombia; y al terminar el año las compañías esperan haber operado en 110 pozos. En los dos últimos dos meses, una docena de empresas petroleras inició trámites ante el Ministerio de Ambiente para obtener los permisos con los que podrán realizar nuevas actividades de exploración en diferentes zonas del país, especialmente en los Llanos orientales, el bajo Putumayo, el valle medio y bajo del Magdalena, el interior del país y el Mar Caribe.

Aunque las compañías deben someter sus proyectos a una evaluación del impacto ambiental, a menudo son estudios considerados de manera individual y no colectivamente. En la mayoría de los casos no se tiene en cuenta a los pueblos indígenas y a la población en general, que se verá afectada por los proyectos, para tomar una decisión. Y en los casos donde se realiza la consulta previa, se les escucha, pero a la hora de la tomar las decisiones no se ven reflejados los intereses de ambas partes. Es en este punto donde se hace explicita una de las falencias de este mecanismo, pues es consultorio no decisorio.

El resultado ha sido una evaluación alarmante de las amenazas que se ciernen sobre la biodiversidad y la población indígena de la región. Tal es el caso del pueblo Cofan. Hoy en día el Taita Querubín con su ejército de Cofanes y provincianos de orito se resisten a entregar sus tierras a Ecopetrol.

La invitación es pues a que nos unamos a estos procesos de lucha y resistencia que están llevando a cabo, no sólo el Pueblo Cofan sino muchos de los pueblos indígenas colombianos que se encuentran en circunstancias similares. "Que tu corazón recuerde tus orígenes, que en tu vida valores la custodia y protejas la tierra que embarcas"
[Taita Querubín Queta Alvarado].

3 comentarios:

Estudiante de Doxa dijo...

Taita Querubín Queta Alvarado.

Víctor Hugo dijo...

Muy bien, Karime. He sido testigo cómo en otras zonas del país (como el Guainía; en donde no es el petroleo sino el coltán, el tugsteno y el manganeso han provocado la expropiación consentida de la tierra indígena) se deteriora la relación ancestral de las comunidades con el territorio en aras de la confianza inversionista: de 4 hectáreas mineras sólo 100 han sido concesionadas a los tucano orientales en Inírida. El resto dentro de poco serán de una multinacional minera canadiense... y faltaría mirar el asunto desde el impacto ambiental que generaría en las regiones de la orinoquía y la amazonía la extracción de minerales e hidrocarburos!!!

laura dijo...

Karime, aunque entre mis preocupaciones y prioridades personales no se encuentran las causas indígenas o ambientales, siempre considero importante y admirable que haya personas que si tomen la bandera y el liderazgo para proteger nuestra historia y nuestro medio ambiente.

Que importante y beneficioso para nosotros sería que voces como la tuya fueran escuchadas, y que la multitud lograra ejercer presión y motivar cambios en la forma de hacer las cosas en colombia.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
De Colombia para el mundo